La Carrera

La IV edición de la CronoTrail Almendro en Flor tiene un nuevo recorrido con 3 km más de longitud, la salida se tomará ahora desde el barrio de La Solana. 

Se parte desde la plaza del barrio por un pequeño tramo de asfalto hasta llegar al cementerio, a partir de ahí comienza una pronunciada subida que llevará a los corredores nuevamente hasta la carretera de acceso al barrio, habrán de pasar unos 400 metros de falso llano para nuevamente pisar tierra y descender por la carretera de acceso al barrio de la Higuerilla. Una vez en el propio barrio comienza el tramo “antiguo” de la crono desde donde se tomaba la salida en años anteriores. 

Comienza con una suave pendiente para ir poco a poco aumentando en su dureza, hay que tener especial cuidado porque hay zonas estrechas y resbaladizas que pueden acarrear caídas. 

Una vez concluido este tramo cruzamos una pista de tierra y enlazar posteriormente con el camino que va desde el barrio de El Roque hasta el Fondillo. Es una bajada pronunciada con partes muy técnicas en las que los participantes han de ir concentrados en todo momento para realizar buenos apoyos y evitar golpes o caídas, hay que tener especial precaución en donde el camino transcurre por una zona de piedra que puede resultar muy resbaladiza, para mayor seguridad el día de la carrera se instalará una cuerda lineal que sirva de ayuda para el que lo desee. 

Al finalizar la bajada se ha de cruzar el tramo del barranco, no es excesivamente largo pero con la incertidumbre del nivel de agua que pudiera haber el día de la carrera. 

Una vez superado se inicia el ascenso por un pequeño tramo de camino para enlazar con la pista de hormigón que se prolonga durante unos duros 1´5 km, posteriormente se gira a la derecha y se toma el camino que nos lleva hasta el barrio de La Tosca, cruzando la carretera principal para llegar a la antigua carretera del barrio, que será el último y duro tramo de ascenso hasta llegar a la meta ubicada al lado de la Iglesia.